CONCENTRACIÓN CONTRA LOS PACTOS QUE DESTRUYEN NUESTROS DERECHOS

Asociaciones pertenecientes al colectivo LGTBI, Feministas y personas migrantes, así como la Asamblea de Docentes de Cartagena, agrupados en una Red de Colectivos por los Derechos y Libertades, hemos convocado una concentración para día 26 de julio frente a la Asamblea Regional, día en el que tendrá lugar la Investidura de Presidencia.   A esta concentración se adhieren numerosas plataformas ciudadanas y movimientos sociales varios.

Las últimas elecciones en nuestra Región han dibujado un inquietante panorama con el posicionamiento del PP y C´s que, cuestionando toda ética democrática, han pasado a apoyarse en un partido de extrema derecha a fin de mantenerse en el poder unos, y alcanzarlo los otros. Esta alianza se concreta en el acuerdo que las tres formaciones han suscrito y que, aunque lo intenten disfrazar vergonzosamente, no ha salido gratis para el conjunto de nuestra sociedad en la Región de Murcia.  Con estos acuerdos, han dado legitimidad a los discursos misógenos, machistas, xenófobos y lgtbifóbicos del partido ultraderechista VOX.

Este trío de partidos de derecha y extrema derecha se han comprometido sin pudor con unos pactos que recogen varias e inquietantes agresiones a los derechos y libertades básicos de la ciudadanía. El ataque es de tal gravedad que solo una retórica que se nutre de la mentira cotidiana y la falacia podría tratar de negar la evidencia. A este respecto, resulta tan sintomático como profundamente indignante que sean los que hablan de “aumentar el número de inspectores educativos para frenar el adoctrinamiento” que presumiblemente realiza el profesorado, los mismos que disminuyen la inversión, recortan profesorado y aumentan ratios en la pública, y conciertan centros privados en la Región hasta duplicar su presupuesto en 10 años, en detrimento de la calidad de la escuela pública, con unos recursos públicos de cientos de millones de euros a cargo, eso sí, de todos los contribuyentes, todo ello para subrayar a continuación con desfachatez e hipocresía que “realizarán auditorías de las subvenciones otorgadas (…) a fin de garantizar que los fondos públicos no vayan destinados a entidades de carácter ideológico”.

En sus declaraciones públicas han puesto  de manifiesto a diario que sus ataques a los derechos y libertades se ceban en el feminismo, que lucha contra la violencia de género que ellos sistemática y ruinmente niegan. En la escuela pública, siguiendo las políticas de privatización y fomento de los centros concertados que el PP mantiene durante años en nuestra Región.  Contra el movimiento LGTBI, al que han vilipendiado públicamente, y al que niegan el esfuerzo que durante años ha mantenido para conseguir la igualdad legal de la que hoy disfruta, herramienta con la que este colectivo pretende extirpar la LGTBIfobia aún presente en nuestra sociedad a través de la necesaria formación en diversidad.  Contra la inmigración: estos días uno de sus ilustrados portavoces declaraba que la inmigración musulmana venía “a destruir España”, haciendo gala de una insensibilidad e ignorancia absoluta.   Contra la mujer y su derecho al aborto, a decidir sobre su propio cuerpo y su maternidad, un derecho conquistado e indudablemente reconocido a estas alturas del siglo XXI en cualquier país evolucionado, cuya negación es propia de lo más retrógrado de nuestra historia reciente.  Contra la libertad de elegir una muerte digna, la eutanasia. Contra los expertos ecologistas que nos alertan del “cambio climático”, y que ellos niegan, obviando las necesarias medidas de protección del Medio Ambiente necesarias para un desarrollo sostenible en nuestra Región. Contra la protección a las personas frente a los desahucios.   Contra la Memoria Histórica…, a la que prefieren no mirar de frente ni reconocer, queriendo hacer uso de nuestra Historia para ensalzar “valores patrioteros”, que no patriotas, pues patriota es defender aquello que nos engrandece:  la Defensa de los DDHH.   Contra la necesidad del laicismo en nuestras instituciones:   introducir en las aulas otra “moral” que no sea la que emana de nuestro Estado de Derecho consolidado fomenta el odio, nos lleva a retroceder y representa una amenaza para nuestro progreso.

Es decir, contra todos aquellos valores consolidados que son pilares de nuestra convivencia y del respeto a la equidad, igualdad y diversidad en que se sustenta. Contra esa tolerancia con el otro y sus valores de diversidad. Todos esos valores que vienen bien descritos en la Carta de los Derechos Humanos y en  nuestra Constitución, y que pone en valor nuestro país, colocándolo a la altura de los países más desarrollados, frente a los fundamentalismos, patrioterismos y desprecio de las personas y de la Vida.

Por todo ello, los colectivos que convocamos esta concentración, nos hemos visto en la necesidad de aunar nuestro esfuerzo y levantar juntos la voz, alarmados por la deriva política y social que tomará nuestra Región de la mano de un partido de ultraderecha, legitimado por PP y Cs, con quienes mantiene, según ellos mismos afirman, un 95% de coincidencia programática.     Nos concentramos el viernes 26 a las 12.00 de la mañana para decirles que nos encontrarán firmes en la defensa de esos derechos y libertades democráticos, de todos y para todas, que pretenden recortar. Y hacemos un llamamiento a la sociedad en su conjunto a enfrentar, con convicción, cuantas normativas se encaucen a un recorte retrógrado, inquisitorial y gris de esa democracia que tanto ha costado conseguir.

No vamos a permitir NI UN PASO ATRÁS.

Es tiempo de conciencia, de resistencia, de firmeza y de esperanza.

En Cartagena, a 25 de julio de 2019

RED CIUDADANA POR LOS DERECHOS Y LIBERTADES

Deja un comentario